ANDREI RUBLIOV. TARKOVSKI ANDREI

El 5 de septiembre de 1970 Andréi Tarkovski escribía en su Diario: «Religión, filosofía, arte –los tres pilares sobre los que descansa el mundo– fueron inventados por el hombre para condensar simbólicamente la idea de infinito». Y tal vez sea esta también la clave para comprender el itinerario iniciático seguido por Andréi Rubliov, protagonista de la película del mismo título del cineasta ruso Andréi Tarkovski.
El rostro y la vida de este monje pintor de iconos muestran su permanente nostalgia de infinito, la búsqueda de esa revelación profunda que conmueve y purifica hasta el punto de recuperar la existencia espiritual en medio de una historia que, ya en el siglo XV como ahora, mutila el alma y le hace perder la sensibilidad para lo bello y lo eterno.
De hecho, el guión literario de esta cumbre del séptimo arte que es «Andréi Rubliov» se revela como un manifiesto a favor de la esperanza que el arte, el conocimiento de la verdad y el sentimiento religioso llevan consigo.

ANDREI RUBLIOV. TARKOVSKI ANDREI
$914,00
Cantidad
ANDREI RUBLIOV. TARKOVSKI ANDREI $914,00

El 5 de septiembre de 1970 Andréi Tarkovski escribía en su Diario: «Religión, filosofía, arte –los tres pilares sobre los que descansa el mundo– fueron inventados por el hombre para condensar simbólicamente la idea de infinito». Y tal vez sea esta también la clave para comprender el itinerario iniciático seguido por Andréi Rubliov, protagonista de la película del mismo título del cineasta ruso Andréi Tarkovski.
El rostro y la vida de este monje pintor de iconos muestran su permanente nostalgia de infinito, la búsqueda de esa revelación profunda que conmueve y purifica hasta el punto de recuperar la existencia espiritual en medio de una historia que, ya en el siglo XV como ahora, mutila el alma y le hace perder la sensibilidad para lo bello y lo eterno.
De hecho, el guión literario de esta cumbre del séptimo arte que es «Andréi Rubliov» se revela como un manifiesto a favor de la esperanza que el arte, el conocimiento de la verdad y el sentimiento religioso llevan consigo.