ENVÍOS SIN COSTOS A TODO EL PAÍS EN COMPRAS WEB SUPERIORES A $60.000

Este libro es el testimonio de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, la “madre” de todas las luchas contra los agrotóxicos en Argentina.

Durante más de 20 años, un grupo de mujeres, vecinas y amigas recorrieron todos los poderes públicos denunciando el daño y el dolor sobre sus vidas, exigiendo respuestas. Un logro muy importante fue el Primer Juicio a las Fumigaciones en 2012 que tipifica y condena el delito de poner en peligro la salud y la vida por efecto de las fumigaciones. Sin embargo, el sistema de salud niega o relativiza el daño, y las reparaciones y resarcimientos a nivel judicial siguen pendientes.

En estas páginas, las Madres nos comparten cómo sus proyectos de vida fueron interrumpidos ante la aparición de enfermedades, malformaciones y muerte sobre todo en niños y niñas del barrio, pero también en los vecinos y vecinas que fueron querellantes y víctimas y ya no están…

Estos relatos son una invitación a seguir construyendo inteligencia pública y sensible que produce y crea saberes para seguir sosteniendo la vida. ¿Cómo se repara el daño? ¿Cómo se vive con agrotóxicos en la sangre? ¿Qué aprendizajes colectivos nos develan sus experiencias? ¿Cómo se sostiene un plan de vida si el sistema agroalimentario produce planificada y sostenidamente el daño sobre nuestras comunidades? ¿Cómo seguimos? ¿Qué haremos?

Que su lectura sea una invitación y un encuentro con estas preguntas que hacen eco y nos interpelan para construir las respuestas que aún nos quedan por recorrer.

El Barrio Ituzaingó Anexo es un barrio periférico de la ciudad de Córdoba, ubicado en el límite sureste, en una zona industrial y aledaña a zonas rurales, por fuera de la Av. Circunvalación. Un barrio para los obreros y sus familias, que se desarrolló desde 1950.

Desde el 2001 los vecinos comenzaron a notar un incremento pronunciado de la cantidad de enfermos y muertos por cáncer y otras enfermedades en el barrio. Esto motivó a un grupo de 16 madres de familia a realizar un mapeo comunitario de las enfermedades. En ese estudio descubrieron que la mayoría de los casos se encontraban cercanos a la zona agrícola del barrio.

El grupo de madres vinculó las enfermedades a la falta de agua potable, que era un reclamo histórico. Pero a partir de las movilizaciones que realizaron, diversas organizaciones ambientales colaboraron con estudios de suelos y se detectó una alta concentración de plaguicidas.

Así se constituyó el Grupo de Madres de Barrio Ituzaingó Anexo y su primer logro fue que las autoridades sanitarias declararan al barrio en emergencia sanitaria. Desde entonces las Madres habitaron el espacio público con sus demandas de salud y dieron origen a la campaña “Paren de Fumigar”. Y llevaron adelante el Juicio contra los productores agrícolas vecinos, para detener las fumigaciones aéreas y terrestres hasta la vereda de enfrente, la frontera del barrio, donde cruzando esa calle comenzaba el campo de soja transgénica y que generó la primera sentencia nacional contra las fumigaciones con agrotóxicos.

La gesta de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, ha sido reconocida nacional e internacionalmente, y lograron que los acusados fueran condenados, pero las argucias de una justicia extravagante, terminó sobreseyendo a los culpables.

La tarea de visibilización y discusión de la problemática de la contaminación del Barrio Ituzaingó Anexo, de la ciudad de Córdoba, en Argentina, fue posible gracias a la colaboración de innumerables personas que accionan constantemente desde organizaciones como Fundación para la defensa del ambiente y Red Universitaria de Ambiente y Salud-Médicos de Pueblos Fumigados; y amplios sectores académicos de la Universidad Nacional de Córdoba, como la Esc. de Historia y el Dep. de Geográfia de la Fac. de Filosofía y Humanidades, la Fac. de Cs. de la Comunicación, la Fac. de Psicología, la Fac. de Medicina y el Instituto de Investigación y Formación de Administración Pública; así como medios de comunicación como CBA24n, La Voz del Interior, La Mañana, Hoy Día Córdoba, Página 12; y medios alternativos e independientes como Ecos Córdoba, Medionegro, La Tinta, Enfant Terrible, y La Izquierda Diario, entre otros.

 

LOS DERECHOS NO SE MENDIGAN - 20 AÑOS SEMBRANDO LUCHA - MADRES DE BARRIO ITUZAINGO ANEXO

$14.600
Envío gratis superando los $60.000
LOS DERECHOS NO SE MENDIGAN - 20 AÑOS SEMBRANDO LUCHA - MADRES DE BARRIO ITUZAINGO ANEXO $14.600
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Paseo Santa Catalina - Local 4 y 5. Atención Lun a Vier 9.30 a 19.00hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis
Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.

Este libro es el testimonio de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, la “madre” de todas las luchas contra los agrotóxicos en Argentina.

Durante más de 20 años, un grupo de mujeres, vecinas y amigas recorrieron todos los poderes públicos denunciando el daño y el dolor sobre sus vidas, exigiendo respuestas. Un logro muy importante fue el Primer Juicio a las Fumigaciones en 2012 que tipifica y condena el delito de poner en peligro la salud y la vida por efecto de las fumigaciones. Sin embargo, el sistema de salud niega o relativiza el daño, y las reparaciones y resarcimientos a nivel judicial siguen pendientes.

En estas páginas, las Madres nos comparten cómo sus proyectos de vida fueron interrumpidos ante la aparición de enfermedades, malformaciones y muerte sobre todo en niños y niñas del barrio, pero también en los vecinos y vecinas que fueron querellantes y víctimas y ya no están…

Estos relatos son una invitación a seguir construyendo inteligencia pública y sensible que produce y crea saberes para seguir sosteniendo la vida. ¿Cómo se repara el daño? ¿Cómo se vive con agrotóxicos en la sangre? ¿Qué aprendizajes colectivos nos develan sus experiencias? ¿Cómo se sostiene un plan de vida si el sistema agroalimentario produce planificada y sostenidamente el daño sobre nuestras comunidades? ¿Cómo seguimos? ¿Qué haremos?

Que su lectura sea una invitación y un encuentro con estas preguntas que hacen eco y nos interpelan para construir las respuestas que aún nos quedan por recorrer.

El Barrio Ituzaingó Anexo es un barrio periférico de la ciudad de Córdoba, ubicado en el límite sureste, en una zona industrial y aledaña a zonas rurales, por fuera de la Av. Circunvalación. Un barrio para los obreros y sus familias, que se desarrolló desde 1950.

Desde el 2001 los vecinos comenzaron a notar un incremento pronunciado de la cantidad de enfermos y muertos por cáncer y otras enfermedades en el barrio. Esto motivó a un grupo de 16 madres de familia a realizar un mapeo comunitario de las enfermedades. En ese estudio descubrieron que la mayoría de los casos se encontraban cercanos a la zona agrícola del barrio.

El grupo de madres vinculó las enfermedades a la falta de agua potable, que era un reclamo histórico. Pero a partir de las movilizaciones que realizaron, diversas organizaciones ambientales colaboraron con estudios de suelos y se detectó una alta concentración de plaguicidas.

Así se constituyó el Grupo de Madres de Barrio Ituzaingó Anexo y su primer logro fue que las autoridades sanitarias declararan al barrio en emergencia sanitaria. Desde entonces las Madres habitaron el espacio público con sus demandas de salud y dieron origen a la campaña “Paren de Fumigar”. Y llevaron adelante el Juicio contra los productores agrícolas vecinos, para detener las fumigaciones aéreas y terrestres hasta la vereda de enfrente, la frontera del barrio, donde cruzando esa calle comenzaba el campo de soja transgénica y que generó la primera sentencia nacional contra las fumigaciones con agrotóxicos.

La gesta de las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, ha sido reconocida nacional e internacionalmente, y lograron que los acusados fueran condenados, pero las argucias de una justicia extravagante, terminó sobreseyendo a los culpables.

La tarea de visibilización y discusión de la problemática de la contaminación del Barrio Ituzaingó Anexo, de la ciudad de Córdoba, en Argentina, fue posible gracias a la colaboración de innumerables personas que accionan constantemente desde organizaciones como Fundación para la defensa del ambiente y Red Universitaria de Ambiente y Salud-Médicos de Pueblos Fumigados; y amplios sectores académicos de la Universidad Nacional de Córdoba, como la Esc. de Historia y el Dep. de Geográfia de la Fac. de Filosofía y Humanidades, la Fac. de Cs. de la Comunicación, la Fac. de Psicología, la Fac. de Medicina y el Instituto de Investigación y Formación de Administración Pública; así como medios de comunicación como CBA24n, La Voz del Interior, La Mañana, Hoy Día Córdoba, Página 12; y medios alternativos e independientes como Ecos Córdoba, Medionegro, La Tinta, Enfant Terrible, y La Izquierda Diario, entre otros.