BREE 2 EVALUACIÓN CONDUCTUAL FUNCIÓN EJECUTIVA. GIOIA G IQUITH

El BRIEF®-2 es la prueba de referencia a nivel internacional para la evaluación de las funciones ejecutivas por parte de padres, madres y profesores. Permite evaluar los aspectos más cotidianos y conductuales de las funciones ejecutivas con una satisfactoria validez ecológica. Dispone de dos formas del cuadernillo (BRIEF®-2 Familia y BRIEF-2 Escuela) que pueden aplicarse por separado o conjuntamente y que requieren indicar el grado de frecuencia con que aparecen una serie de conductas en el niño o adolescente.
A partir de su aplicación proporciona puntuaciones en distintos índices y escalas relacionados con las funciones ejecutivas (Índice global de función ejecutiva, Índice de regulación conductual, Índice de regulación emocional, Índice de regulación cognitiva, Inhibición, Flexibilidad, Control emocional, Iniciativa, Memoria de Trabajo, Planificación, Supervisión de sí mismo y Supervisión de su tarea...).
El perfil de resultados muestra el perfil de afectación de las distintas facetas de las funciones ejecutivas, presentes con frecuencia en trastornos conductuales de origen orgánico, dificultades de aprendizaje, problemas de atención/hiperactividad (TDAH), trastornos del espectro autista, trastornos emocionales y de conducta y otros trastornos del desarrollo. Los resultados pueden resultar de utilidad para el diagnóstico, pero también para que el profesional planifique los objetivos de la intervención y seleccione las técnicas más adecuadas en cada caso particular.

BREE 2 EVALUACIÓN CONDUCTUAL FUNCIÓN EJECUTIVA. GIOIA G IQUITH
$5.990,00
BREE 2 EVALUACIÓN CONDUCTUAL FUNCIÓN EJECUTIVA. GIOIA G IQUITH $5.990,00

El BRIEF®-2 es la prueba de referencia a nivel internacional para la evaluación de las funciones ejecutivas por parte de padres, madres y profesores. Permite evaluar los aspectos más cotidianos y conductuales de las funciones ejecutivas con una satisfactoria validez ecológica. Dispone de dos formas del cuadernillo (BRIEF®-2 Familia y BRIEF-2 Escuela) que pueden aplicarse por separado o conjuntamente y que requieren indicar el grado de frecuencia con que aparecen una serie de conductas en el niño o adolescente.
A partir de su aplicación proporciona puntuaciones en distintos índices y escalas relacionados con las funciones ejecutivas (Índice global de función ejecutiva, Índice de regulación conductual, Índice de regulación emocional, Índice de regulación cognitiva, Inhibición, Flexibilidad, Control emocional, Iniciativa, Memoria de Trabajo, Planificación, Supervisión de sí mismo y Supervisión de su tarea...).
El perfil de resultados muestra el perfil de afectación de las distintas facetas de las funciones ejecutivas, presentes con frecuencia en trastornos conductuales de origen orgánico, dificultades de aprendizaje, problemas de atención/hiperactividad (TDAH), trastornos del espectro autista, trastornos emocionales y de conducta y otros trastornos del desarrollo. Los resultados pueden resultar de utilidad para el diagnóstico, pero también para que el profesional planifique los objetivos de la intervención y seleccione las técnicas más adecuadas en cada caso particular.