FUNCION DE LA FILOSOFIA MISION PENSAMIENTO LATINO. HERNANDEZ ENRIQUE

Los trabajos que integran este libro fueron escritos por Enrique Hernández entre los años 70 y 90, con excepción del último, dedicado a los maestros desaparecidos en Ayotzinapa, que leyó en 2015, año de su muerte. Pero las ideas que aquí se exponen aún guardan una importancia relevante por la complejidad que se vive tanto en al plano nacional como regional, desde un nuevo intento de globalización del pensamiento hegemónico imperial. La potencia y el compromiso del pensamiento de Hernández tienen elementos que aún pueden ser utilizados para reflexionar desde una perspectiva de liberación de la particularidad americana.
Porque, como dice Enrique Dussel en su presentación a este libro, Hernández tomó “la filosofía como una vocación y no como un oficio simplemente […] En la ambigüedad de nuestra limitada existencia hay que aceptar el reto (como Pascal) de arriesgar una respuesta sincera que juega nuestra existencia que se nos entregó a nuestra finita libertad […] Y uno de esos hombres que aceptaron el reto y respondieron valientemente dando un sentido a su vida fue Enrique Hernández”.

FUNCION DE LA FILOSOFIA MISION PENSAMIENTO LATINO. HERNANDEZ ENRIQUE
$316,00
Cantidad
FUNCION DE LA FILOSOFIA MISION PENSAMIENTO LATINO. HERNANDEZ ENRIQUE $316,00

Conocé nuestras opciones de envío

Los trabajos que integran este libro fueron escritos por Enrique Hernández entre los años 70 y 90, con excepción del último, dedicado a los maestros desaparecidos en Ayotzinapa, que leyó en 2015, año de su muerte. Pero las ideas que aquí se exponen aún guardan una importancia relevante por la complejidad que se vive tanto en al plano nacional como regional, desde un nuevo intento de globalización del pensamiento hegemónico imperial. La potencia y el compromiso del pensamiento de Hernández tienen elementos que aún pueden ser utilizados para reflexionar desde una perspectiva de liberación de la particularidad americana.
Porque, como dice Enrique Dussel en su presentación a este libro, Hernández tomó “la filosofía como una vocación y no como un oficio simplemente […] En la ambigüedad de nuestra limitada existencia hay que aceptar el reto (como Pascal) de arriesgar una respuesta sincera que juega nuestra existencia que se nos entregó a nuestra finita libertad […] Y uno de esos hombres que aceptaron el reto y respondieron valientemente dando un sentido a su vida fue Enrique Hernández”.