La extorsión sutil que amenaza tu libertad. Existe algo peor que perder la libertad: no darte cuenta de que la perdiste. Vivimos en un mundo bastante inauténtico y deshonesto. Los valores y el respeto por el otro no son la moneda corriente. Las personas no muestran siempre su intención abiertamente y es necesario saberla leer para poder seguir teniendo dominio de nosotros mismos. El manipulador es un maestro en el arte de la falsa empatía y la utiliza en su provecho. Simulador, manejador y egocéntrico, solo piensa en sí mismo. Se vale de un arma estratégica: la comunicación indirecta o comunicación sucia. Nada de lo que dice es muy claro y así elude la responsabilidad sobre sus palabras. Es capaz de cualquier cosa con tal de alcanzar su objetivo o su deseo. No le importará mentir, engañar, transgredir las leyes o poner a otros en peligro. Frente a estas situaciones, desaparece la alegría de vivir porque el manipulador te saca tu vitalidad y se la apropia. Y vos no se la das porque querés, sino porque no tenés capacidad de elección. Te deja en un estado de duda y confusión. ¿Hasta qué punto somos libres en estas situaciones? ¿En cuánto nuestras decisiones cotidianas están influenciadas por extorsiones sutiles, por la mirada o el juicio de otros?
Con su prosa acertada y lúcida, accesible para el lector, Patricia Faur ofrece un detalle de cómo actúan los manipuladores. A la vez, propone pautas que te permitirán desmarcarte de la manipulación para no caer en sus redes y poder volver a lo auténtico, a la verdad, a la transparencia y al sentido de lo justo. Es decir, andar por la vida con la alegría de no sentirte juzgado ni sojuzgado, y disfrutar de la posibilidad de elegir.

MANIPULACIÓN EXTORSIÓN SUTIL. FAUR PATRICIA

Sin stock
MANIPULACIÓN EXTORSIÓN SUTIL. FAUR PATRICIA

La extorsión sutil que amenaza tu libertad. Existe algo peor que perder la libertad: no darte cuenta de que la perdiste. Vivimos en un mundo bastante inauténtico y deshonesto. Los valores y el respeto por el otro no son la moneda corriente. Las personas no muestran siempre su intención abiertamente y es necesario saberla leer para poder seguir teniendo dominio de nosotros mismos. El manipulador es un maestro en el arte de la falsa empatía y la utiliza en su provecho. Simulador, manejador y egocéntrico, solo piensa en sí mismo. Se vale de un arma estratégica: la comunicación indirecta o comunicación sucia. Nada de lo que dice es muy claro y así elude la responsabilidad sobre sus palabras. Es capaz de cualquier cosa con tal de alcanzar su objetivo o su deseo. No le importará mentir, engañar, transgredir las leyes o poner a otros en peligro. Frente a estas situaciones, desaparece la alegría de vivir porque el manipulador te saca tu vitalidad y se la apropia. Y vos no se la das porque querés, sino porque no tenés capacidad de elección. Te deja en un estado de duda y confusión. ¿Hasta qué punto somos libres en estas situaciones? ¿En cuánto nuestras decisiones cotidianas están influenciadas por extorsiones sutiles, por la mirada o el juicio de otros?
Con su prosa acertada y lúcida, accesible para el lector, Patricia Faur ofrece un detalle de cómo actúan los manipuladores. A la vez, propone pautas que te permitirán desmarcarte de la manipulación para no caer en sus redes y poder volver a lo auténtico, a la verdad, a la transparencia y al sentido de lo justo. Es decir, andar por la vida con la alegría de no sentirte juzgado ni sojuzgado, y disfrutar de la posibilidad de elegir.