PROMO ENERO - ENVÍOS SIN CARGO EN CIUDAD DE CÓRDOBA (para compras de más de $4000)

El libro está fundamentalmente escrito para quienes se inician en la psicoterapia, pero garantizo que el terapeuta experto encontrará varias perlas diseminados a lo largo del texto.

Nos señala cómo en la raíz de la división entre psicoterapia y farmacoterapia está el dualismo cartesiano, apuntando certeramente que al final en sus acciones ni la palabra es puro sonido ni el fármaco es pura sustancia. Resalta los puntos en común y paralelismos e invita a superar la distancia entre ambos tratamientos reconociendo que ninguno de éstos tiene todas las respuestas a los problemas que se nos plantean.

Lia piensa al psicoterapeuta ideal como a alguien no dogmático, conocedor de sí mismo, lo suficientemente equilibrado y con experiencia de vida. Declara que ser buen psicoterapeuta significa ser adecuado para su paciente. Nos insiste, entonces, en que el objetivo de nuestra tarea es ayudar a las personas para que tengan la mejor vida posible, no demostrar que la teoría que amamos es cierta.

Rodolfo Zariategui

PSICOTERAPIAS LAS NUEVOS APORTES - RICON LÍA

$1.200
PSICOTERAPIAS LAS NUEVOS APORTES - RICON LÍA $1.200
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Pso Sta Catalina Loc 4 y 5. Atención Lun a Vier 10 a 18hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis

El libro está fundamentalmente escrito para quienes se inician en la psicoterapia, pero garantizo que el terapeuta experto encontrará varias perlas diseminados a lo largo del texto.

Nos señala cómo en la raíz de la división entre psicoterapia y farmacoterapia está el dualismo cartesiano, apuntando certeramente que al final en sus acciones ni la palabra es puro sonido ni el fármaco es pura sustancia. Resalta los puntos en común y paralelismos e invita a superar la distancia entre ambos tratamientos reconociendo que ninguno de éstos tiene todas las respuestas a los problemas que se nos plantean.

Lia piensa al psicoterapeuta ideal como a alguien no dogmático, conocedor de sí mismo, lo suficientemente equilibrado y con experiencia de vida. Declara que ser buen psicoterapeuta significa ser adecuado para su paciente. Nos insiste, entonces, en que el objetivo de nuestra tarea es ayudar a las personas para que tengan la mejor vida posible, no demostrar que la teoría que amamos es cierta.

Rodolfo Zariategui