ENVÍOS SIN COSTO EN CIUDAD DE CÓRDOBA PARA COMPRAS WEB SUPERIORES A $6.000
Fragmento: "LA COCINA DEL POBRE La cocina del pobre, cabría decir la común, o sea la de los días habituales, en los que nada se festejaba, generalmente se componía de tres platos, a saber: caldo, la mazamorra y el asado. Era, podría decirse, imposible casi, que faltara uno de ellos. La gente criolla, pobre, teniendo cómo “parar” la olla —la de hierro, por lo general, era de tres patas— para los dos primeros y algo que poner en la parrilla, no se quejaba de problemas. De más está decir que con el comple-mento de la yerba y el azúcar para el mate. Era el tercer plato del consumo diario. Se hacía comúnmente en parrillas de hierro colocadas sobre braseros, o, a veces en el suelo, con fuego —brasas— de carbón vegetal. La carne, de vacuno sobre todo, preferida —gorda mejor— era la del costillar, tiras de bocado, costeletas, vacío y matambre..."

COMIDAS CORDOBESAS DE ANTES ED 2011 - GRIMAUT AZOR

$700
COMIDAS CORDOBESAS DE ANTES ED 2011 - GRIMAUT AZOR $700
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Paseo Santa Catalina - Local 4 y 5. Atención Lun a Vier 9.30 a 19.00hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis
Fragmento: "LA COCINA DEL POBRE La cocina del pobre, cabría decir la común, o sea la de los días habituales, en los que nada se festejaba, generalmente se componía de tres platos, a saber: caldo, la mazamorra y el asado. Era, podría decirse, imposible casi, que faltara uno de ellos. La gente criolla, pobre, teniendo cómo “parar” la olla —la de hierro, por lo general, era de tres patas— para los dos primeros y algo que poner en la parrilla, no se quejaba de problemas. De más está decir que con el comple-mento de la yerba y el azúcar para el mate. Era el tercer plato del consumo diario. Se hacía comúnmente en parrillas de hierro colocadas sobre braseros, o, a veces en el suelo, con fuego —brasas— de carbón vegetal. La carne, de vacuno sobre todo, preferida —gorda mejor— era la del costillar, tiras de bocado, costeletas, vacío y matambre..."