PROMO AGOSTO - ENVÍOS SIN CARGO EN CIUDAD DE CÓRDOBA (para compras de más de $5000)
Acaso pocas áreas del campo de la evaluación psicológica sean más delicadas que la del psicodiagnóstico de niños. Por un lado, debido a la incompletud de la estructuración mental del niño, que vuelve tan 'peligrosas' las rotulaciones diagnósticas con que muchas veces se lo estigmatiza, al no tener en cuenta las variables evolutivas propias del sujeto en formación. Por otro lado, exige una gran responsabilidad por parte del psicólogo, que no solo transita en el campo ético sino que atañe a la propia formación profesional. El libro que el lector tiene entre manos aspira a ser una contribución en este sentido, pues brinda criterios para el despliegue de un proceso psicodiagnóstico que posibilite una comprensión de la organización y el funcionamiento psíquico del niño, tanto en sus aspectos sanos como patológicos. Las autoras analizan y discriminan los funcionamientos neuróticos (de tipo histérico, fóbico y obsesivo), las organizaciones psicóticas y las organizaciones límite en la infancia -zona que a menudo en la bibliografía es parcialmente considerada-, en particular los trastornos por déficit atencional, los psicosomáticos y los trastornos en niños afectados por violencia. En todos los cuadros psicopatológicos mencionados se describen los criterios de evaluación clínica que conviene tener en cuenta en la entrevista inicial a los padres, en la hora de juego diagnóstica, en las técnicas proyectivas gráficas, verbales y verbales temáticas, así como en las técnicas psicométricas.

PSICODIAGNÓSTICO DE NIÑOS - BORELLE A - RUSSO SU

$1.750
Sin stock
PSICODIAGNÓSTICO DE NIÑOS - BORELLE A - RUSSO SU $1.750
Acaso pocas áreas del campo de la evaluación psicológica sean más delicadas que la del psicodiagnóstico de niños. Por un lado, debido a la incompletud de la estructuración mental del niño, que vuelve tan 'peligrosas' las rotulaciones diagnósticas con que muchas veces se lo estigmatiza, al no tener en cuenta las variables evolutivas propias del sujeto en formación. Por otro lado, exige una gran responsabilidad por parte del psicólogo, que no solo transita en el campo ético sino que atañe a la propia formación profesional. El libro que el lector tiene entre manos aspira a ser una contribución en este sentido, pues brinda criterios para el despliegue de un proceso psicodiagnóstico que posibilite una comprensión de la organización y el funcionamiento psíquico del niño, tanto en sus aspectos sanos como patológicos. Las autoras analizan y discriminan los funcionamientos neuróticos (de tipo histérico, fóbico y obsesivo), las organizaciones psicóticas y las organizaciones límite en la infancia -zona que a menudo en la bibliografía es parcialmente considerada-, en particular los trastornos por déficit atencional, los psicosomáticos y los trastornos en niños afectados por violencia. En todos los cuadros psicopatológicos mencionados se describen los criterios de evaluación clínica que conviene tener en cuenta en la entrevista inicial a los padres, en la hora de juego diagnóstica, en las técnicas proyectivas gráficas, verbales y verbales temáticas, así como en las técnicas psicométricas.