ENVÍOS SIN COSTO EN CIUDAD DE CÓRDOBA PARA COMPRAS WEB SUPERIORES A $8.000
En 1988 parecio clausurarse la decada de los ochenta para el rock argentino.
Aquella escena que florecio de la mano del rock-pop democratico, un lustro
mas tarde, ya estaba ahogada en la frustracion economica y experimentaba
la muerte de tres figuras indispensables para la epoca: Luca Prodan, Miguel
Abuelo y Federico Moura.
Algunos años antes y lejos de todo, en Cañada de Gomez, una localidad del
sur de Santa Fe a 70 kilometros de Rosario, un puñado de pibes recien
salidos del colegio secundario fundan el grupo Punto G y, con notable
intuicion, ecualizan el sonido de la epoca y se preparan para el despegue
nacional: ganan un polemico concurso de bandas en Rosario, tocan en el
Chateau Rock 88 y obtienen un contrato con la multinacional CBS para
grabar —en 1989— el disco debut con produccion de Fito Paez.En Los trenes ya no vuelven mas, Diego Giordano relata el derrotero de Punto
G y en el mismo trazo sobrevuela la existencia de las bandas rosarinas que
orbitaban en ese momento unico. La escena transcurre en Cañada de Gomez
y en Rosario, pero tambien en la ciudad de Cordoba, las oficinas de CBS y la
celebre sala-estudio de Fito en la calle La Mar de Buenos Aires. Una epica de
lo que fue y de lo que pudo haber sido en manos de cinco pibes que,
montados en el hit ‘Cae lenta’, le pusieron el punto final a los años ochenta.

LOS TRENES YA NO VUELVEN MAS - GIORDANO DIEGO

$1.200
LOS TRENES YA NO VUELVEN MAS - GIORDANO DIEGO $1.200
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Paseo Santa Catalina - Local 4 y 5. Atención Lun a Vier 9.30 a 19.00hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis
En 1988 parecio clausurarse la decada de los ochenta para el rock argentino.
Aquella escena que florecio de la mano del rock-pop democratico, un lustro
mas tarde, ya estaba ahogada en la frustracion economica y experimentaba
la muerte de tres figuras indispensables para la epoca: Luca Prodan, Miguel
Abuelo y Federico Moura.
Algunos años antes y lejos de todo, en Cañada de Gomez, una localidad del
sur de Santa Fe a 70 kilometros de Rosario, un puñado de pibes recien
salidos del colegio secundario fundan el grupo Punto G y, con notable
intuicion, ecualizan el sonido de la epoca y se preparan para el despegue
nacional: ganan un polemico concurso de bandas en Rosario, tocan en el
Chateau Rock 88 y obtienen un contrato con la multinacional CBS para
grabar —en 1989— el disco debut con produccion de Fito Paez.En Los trenes ya no vuelven mas, Diego Giordano relata el derrotero de Punto
G y en el mismo trazo sobrevuela la existencia de las bandas rosarinas que
orbitaban en ese momento unico. La escena transcurre en Cañada de Gomez
y en Rosario, pero tambien en la ciudad de Cordoba, las oficinas de CBS y la
celebre sala-estudio de Fito en la calle La Mar de Buenos Aires. Una epica de
lo que fue y de lo que pudo haber sido en manos de cinco pibes que,
montados en el hit ‘Cae lenta’, le pusieron el punto final a los años ochenta.