ENVÍOS SIN COSTO EN CIUDAD DE CÓRDOBA PARA COMPRAS WEB SUPERIORES A $10.000
«La perspectiva intrínsecamente masculina del relato histórico no es casual, este androcentrismo historiográfico tiene su explicación. Desde los tiempos lejanos de Herodoto, Homero, Plutarco, Plinio el Viejo y tantos otros, antes y después de todos ellos, escribir la historia —entre otros menesteres— corrió por cuenta de hombres. Durante siglos, esa crónica recargada de testosterona escamoteó toda referencia a la participación de la mujer o, a lo sumo, rescató protagonismos aislados que, aunque intensos, no reflejaban el universo femenino de su tiempo», afirma el autor. Cuando se habla del rol de la mujer en la historia se presenta un primer y gran problema: hallarlas, recuperar sus nombres. Muchas de ellas, la mayoría, quedaron sumidas en el olvido, son invisibles, a punto tal que podría escribirse una historia paralela: la de mujeres ausentes, borradas del relato historiográfico, tanto en su versión tradicional como revisionista, igualmente reduccionistas del protagonismo femenino. Las mujeres argentinas no escaparon a las generales de esa antiquísima ley universal. Como ocurrió casi en todas partes, nuestras mujeres también sufrieron la discriminación de género a la hora de contarse la historia. Una omisión más acentuada aún cuanto más se retrocede en el tiempo. Esteban Dómina propone una relectura de la historia argentina desde la perspectiva de género. De eso se trata Mujeres argentinas. La otra historia: un repaso retrospectivo, rescatando del olvido a las principales protagonistas de su tiempo.

MUJERES ARGENTINAS LA OTRA HISTORIA - DOMINA ESTEBAN

$3.350
MUJERES ARGENTINAS LA OTRA HISTORIA - DOMINA ESTEBAN $3.350
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $10.000
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $10.000

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Paseo Santa Catalina - Local 4 y 5. Atención Lun a Vier 9.30 a 19.00hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis
«La perspectiva intrínsecamente masculina del relato histórico no es casual, este androcentrismo historiográfico tiene su explicación. Desde los tiempos lejanos de Herodoto, Homero, Plutarco, Plinio el Viejo y tantos otros, antes y después de todos ellos, escribir la historia —entre otros menesteres— corrió por cuenta de hombres. Durante siglos, esa crónica recargada de testosterona escamoteó toda referencia a la participación de la mujer o, a lo sumo, rescató protagonismos aislados que, aunque intensos, no reflejaban el universo femenino de su tiempo», afirma el autor. Cuando se habla del rol de la mujer en la historia se presenta un primer y gran problema: hallarlas, recuperar sus nombres. Muchas de ellas, la mayoría, quedaron sumidas en el olvido, son invisibles, a punto tal que podría escribirse una historia paralela: la de mujeres ausentes, borradas del relato historiográfico, tanto en su versión tradicional como revisionista, igualmente reduccionistas del protagonismo femenino. Las mujeres argentinas no escaparon a las generales de esa antiquísima ley universal. Como ocurrió casi en todas partes, nuestras mujeres también sufrieron la discriminación de género a la hora de contarse la historia. Una omisión más acentuada aún cuanto más se retrocede en el tiempo. Esteban Dómina propone una relectura de la historia argentina desde la perspectiva de género. De eso se trata Mujeres argentinas. La otra historia: un repaso retrospectivo, rescatando del olvido a las principales protagonistas de su tiempo.