ESCUELA ISAURO ARANCIBIA EXPERIENCIA COLECTIVA EDU. REYES S CESTONA L

En este libro queremos mostrar que, pese a la rigidez del sistema educativo y su burocracia supuestamente impenetrable, siempre hay un espacio por donde entrar para transformar, para llevar a cabo lo que imaginamos cuando quisimos ser docentes. Esa, la escuela que soñamos, con lugar para la discusión, para la pedagogía crítica, para el amor y para la lucha.
El Isauro existe porque hace 18 años hubo un encuentro entre los pibes que navegan las calles en busca de un destino diferente –los capitanes de la calle... o “de la arena”, como los nombró Jorge Amado– y un espacio con maestros que escucharon y soñaron junto a ellos.
Nos planteamos muchas preguntas y atravesamos los mismos lugares varias veces, con otra mirada, otra perspectiva, obteniendo distintas respuestas en cada etapa. En ese espiral dialéctico, ascendente, volvemos a pasar por el mismo punto, pero, sin embargo, ya no somos los mismos que en la vuelta anterior. Práctica-teoría-práctica, praxis, lo que tantas veces leímos, enseñamos, lo vivimos en lo cotidiano como colectivo.
ESCUELA ISAURO ARANCIBIA EXPERIENCIA COLECTIVA EDU. REYES S CESTONA L
$420,00
ESCUELA ISAURO ARANCIBIA EXPERIENCIA COLECTIVA EDU. REYES S CESTONA L $420,00
Calculá el costo de tu envío:

En este libro queremos mostrar que, pese a la rigidez del sistema educativo y su burocracia supuestamente impenetrable, siempre hay un espacio por donde entrar para transformar, para llevar a cabo lo que imaginamos cuando quisimos ser docentes. Esa, la escuela que soñamos, con lugar para la discusión, para la pedagogía crítica, para el amor y para la lucha.
El Isauro existe porque hace 18 años hubo un encuentro entre los pibes que navegan las calles en busca de un destino diferente –los capitanes de la calle... o “de la arena”, como los nombró Jorge Amado– y un espacio con maestros que escucharon y soñaron junto a ellos.
Nos planteamos muchas preguntas y atravesamos los mismos lugares varias veces, con otra mirada, otra perspectiva, obteniendo distintas respuestas en cada etapa. En ese espiral dialéctico, ascendente, volvemos a pasar por el mismo punto, pero, sin embargo, ya no somos los mismos que en la vuelta anterior. Práctica-teoría-práctica, praxis, lo que tantas veces leímos, enseñamos, lo vivimos en lo cotidiano como colectivo.