PROMO JULIO - ENVÍOS SIN CARGO EN CIUDAD DE CÓRDOBA (para compras de más de $5000)

Con una introducción de reminiscencias saerianas y una escritura impecable, "Todos los nombres son su nombre" nos interna en la vida de un hombre y su descendencia, desde fines del siglo XIX hasta nuestros días. Un pase de padres a hijos. El padre es asunto medular en la obra de Vidal y aquí se resuelve como un sucederse de varones que avanzan tras las luces y las sombras de enigmáticas mujeres. Ese movimiento impulsa el relato, le da rienda en busca del sucederse de los hechos, al mismo tiempo que las reflexiones sobre la escritura misma son la cincha que detiene ese impulso para que nunca se desboque, para que sea siempre el relato de los hechos y otra cosa. Así la escritura avanza y al mismo tiempo se detiene sobre su hacer, desmonta aquí y allá el pacto ficcional para mostrarnos el envés, para recordarnos -con guiños, personajes que llevan marcas de escritores, referencias bibliográficas, divertidas claves privadas- que estamos transitando un artefacto hecho de palabras, delicioso artificio de la lengua, ese otro gran tema de la obra de Raul Vidal. María Teresa Andruetto

TODOS LOS NOMBRES SON SU NOMBRE - VIDAL RAÚL

$600
TODOS LOS NOMBRES SON SU NOMBRE - VIDAL RAÚL $600
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros - Casa Central Deán Funes 163, Paseo Santa Catalina - Local 4 y 5. Atención Lun a Vier 9.30 a 19.30hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis

Con una introducción de reminiscencias saerianas y una escritura impecable, "Todos los nombres son su nombre" nos interna en la vida de un hombre y su descendencia, desde fines del siglo XIX hasta nuestros días. Un pase de padres a hijos. El padre es asunto medular en la obra de Vidal y aquí se resuelve como un sucederse de varones que avanzan tras las luces y las sombras de enigmáticas mujeres. Ese movimiento impulsa el relato, le da rienda en busca del sucederse de los hechos, al mismo tiempo que las reflexiones sobre la escritura misma son la cincha que detiene ese impulso para que nunca se desboque, para que sea siempre el relato de los hechos y otra cosa. Así la escritura avanza y al mismo tiempo se detiene sobre su hacer, desmonta aquí y allá el pacto ficcional para mostrarnos el envés, para recordarnos -con guiños, personajes que llevan marcas de escritores, referencias bibliográficas, divertidas claves privadas- que estamos transitando un artefacto hecho de palabras, delicioso artificio de la lengua, ese otro gran tema de la obra de Raul Vidal. María Teresa Andruetto