MALTRATO Y ABUSO SEXUAL INFANTIL PERICIA PSICOLÓGICA, COLOMBO R ALONSO G

Sabemos que el maltrato en la infancia interrumpe el armónico desarrollo del niño. El ser humano se desarrolla a partir del cuidado y protección de sus progenitores. Estas primeras figuras para la nueva vida que se está constituyendo. el maltrato infantil en todas sus formas objetiviza, ubica al niño en un lugar de objeto, de sometimiento, de control y de satisfacción de las propias necesidades pudiendo generar secuelas que muchas veces no remiten con el paso del tiempo, sobre todo si se trata de maltrato crónico. Un niño que ha padecido situaciones de maltrato, que ha sido dañado y que aún así ha logrado poder develar esto que era secreto en el interior de la familia, se encuentra luego con la dificultad de que debe demostrarlo ante las autoridades competentes de la justicia. Resulta entonces indispensable que la intervención de los peritos psicológicos convocados a detectar y evaluar los efectos de la violencia ejercida sobre estos niños, sea siempre rigurosa y confiable. Partiendo en todos los casos del cuidado integral de estos niños que valientemente llegan a ámbitos judiciales con una ristre verdad que pocos parecen estar dispuestos a escuchar.

MALTRATO Y ABUSO SEXUAL INFANTIL PERICIA PSICOLÓGICA, COLOMBO R ALONSO G
$380,00
Cantidad
MALTRATO Y ABUSO SEXUAL INFANTIL PERICIA PSICOLÓGICA, COLOMBO R ALONSO G $380,00

Sabemos que el maltrato en la infancia interrumpe el armónico desarrollo del niño. El ser humano se desarrolla a partir del cuidado y protección de sus progenitores. Estas primeras figuras para la nueva vida que se está constituyendo. el maltrato infantil en todas sus formas objetiviza, ubica al niño en un lugar de objeto, de sometimiento, de control y de satisfacción de las propias necesidades pudiendo generar secuelas que muchas veces no remiten con el paso del tiempo, sobre todo si se trata de maltrato crónico. Un niño que ha padecido situaciones de maltrato, que ha sido dañado y que aún así ha logrado poder develar esto que era secreto en el interior de la familia, se encuentra luego con la dificultad de que debe demostrarlo ante las autoridades competentes de la justicia. Resulta entonces indispensable que la intervención de los peritos psicológicos convocados a detectar y evaluar los efectos de la violencia ejercida sobre estos niños, sea siempre rigurosa y confiable. Partiendo en todos los casos del cuidado integral de estos niños que valientemente llegan a ámbitos judiciales con una ristre verdad que pocos parecen estar dispuestos a escuchar.