QUÉ NOS PASA EN LA PUBERTAD. CASTRO ESPIN MARIELA

 

Producida por la Casa Editora Abril, esta es una obra escrita  de forma diáfana y sencilla, que incita a la reflexión sobre esta etapa de la vida, con el noble propósito de que se aprecie su importancia.


En declaraciones exclusivas a la AIN, la también directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), explicó que este material lo empezó a escribir cuando su segunda hija acababa de nacer.


Fue una idea que tenía desde hace mucho tiempo y tomó como punto de partida su tesis de maestría en sexología, de donde extrajo resultados cualitativos de lo dicho por los púberes y adolescentes en numerosas zonas del país.


De esta forma comprobó que no bastaba con intervenir en la comunidad, la familia, maestros y profesores, también era preciso ampliar la influencia educativa desde otro ángulo, en este caso de los propios criterios de este grupo de edad.


Se necesitaba un material dirigido a un público que precisaba de mucha más información, apuntó la especialista.


Además, que estos receptores tuvieran acceso directo al texto, porque muchas veces a los adolescentes les da pena preguntarle a los adultos sobre las dudas que tienen.


La obra resultante la dirigió a la etapa de la pubertad donde afloran los primeros cambios entre los nueve y 13 años.


Es en este lapso, afirmó, cuando empiezan a impresionarse por sus cambios corporales muy influenciados por el mundo del consumo, aunque en Cuba esto se aprecia en menor medida.


También trabajé con animados porque el audiovisual llega muy rápido, es decir me nutrí de muchos medios con una influencia educativa por distintas vías y con diferentes lenguajes, acotó.


En su condición de directora del CENESEX,  Mariela opinó que aún falta mucho en la transmisión de conocimientos sobre la educación sexual en la Isla,  porque los programas no están llegando a todas las escuelas, hay que trabajar más en los medios de comunicación y se debe publicar mucho más acerca del tema, pero basado en investigaciones científicas.

     
Este libro tiene varias ediciones porque lo sigue elaborando y para ello se retroalimenta de si les está siendo útil a los púberes y adolescentes.


Como autora la hace muy feliz que el libro se encuentre entre los más vendidos, lo que significa que cumplió su objetivo: llegar al segmento de la población al que fue dirigido.

QUÉ NOS PASA EN LA PUBERTAD. CASTRO ESPIN MARIELA
$150,00
Cantidad
QUÉ NOS PASA EN LA PUBERTAD. CASTRO ESPIN MARIELA $150,00

 

Producida por la Casa Editora Abril, esta es una obra escrita  de forma diáfana y sencilla, que incita a la reflexión sobre esta etapa de la vida, con el noble propósito de que se aprecie su importancia.


En declaraciones exclusivas a la AIN, la también directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), explicó que este material lo empezó a escribir cuando su segunda hija acababa de nacer.


Fue una idea que tenía desde hace mucho tiempo y tomó como punto de partida su tesis de maestría en sexología, de donde extrajo resultados cualitativos de lo dicho por los púberes y adolescentes en numerosas zonas del país.


De esta forma comprobó que no bastaba con intervenir en la comunidad, la familia, maestros y profesores, también era preciso ampliar la influencia educativa desde otro ángulo, en este caso de los propios criterios de este grupo de edad.


Se necesitaba un material dirigido a un público que precisaba de mucha más información, apuntó la especialista.


Además, que estos receptores tuvieran acceso directo al texto, porque muchas veces a los adolescentes les da pena preguntarle a los adultos sobre las dudas que tienen.


La obra resultante la dirigió a la etapa de la pubertad donde afloran los primeros cambios entre los nueve y 13 años.


Es en este lapso, afirmó, cuando empiezan a impresionarse por sus cambios corporales muy influenciados por el mundo del consumo, aunque en Cuba esto se aprecia en menor medida.


También trabajé con animados porque el audiovisual llega muy rápido, es decir me nutrí de muchos medios con una influencia educativa por distintas vías y con diferentes lenguajes, acotó.


En su condición de directora del CENESEX,  Mariela opinó que aún falta mucho en la transmisión de conocimientos sobre la educación sexual en la Isla,  porque los programas no están llegando a todas las escuelas, hay que trabajar más en los medios de comunicación y se debe publicar mucho más acerca del tema, pero basado en investigaciones científicas.

     
Este libro tiene varias ediciones porque lo sigue elaborando y para ello se retroalimenta de si les está siendo útil a los púberes y adolescentes.


Como autora la hace muy feliz que el libro se encuentre entre los más vendidos, lo que significa que cumplió su objetivo: llegar al segmento de la población al que fue dirigido.