PSICOPATOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA. FREUD SIGMUND
Sólo una entre todas las obras de Freud —las Conferencias de introducción al psicoanálisis— rivaliza con esta en cuanto a la cantidad de ediciones que tuvo en alemán y el número de lenguas extranjeras a las que fue traducida.El particular interés con que Freud consideraba las operaciones fallidas se debía, sin duda, al hecho de que, junto con los sueños, le permitieron extender a la vida anímica normal sus descubrimientos en relación con las neurosis.Por este motivo, solía recurrir a ellas como el material más idóneo para introducir los hallazgos del psicoanálisis a estudiosos que no eran médicos. Se trataba de un material simple y a la vez inobjetable,-olvidos, deslices en la escritura, recuerdos encubridores, errores, operaciones fallidas entre otros- y concernía a fenómenos que todo individuo normal había vivenciado y que permitían a Freud demostrar la existencia de dos modalidades distintas de funcionamiento psíquico, que él llamó “proceso primario” y “proceso secundario”.
PSICOPATOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA. FREUD SIGMUND
$419,00
Cantidad
PSICOPATOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA. FREUD SIGMUND $419,00
Sólo una entre todas las obras de Freud —las Conferencias de introducción al psicoanálisis— rivaliza con esta en cuanto a la cantidad de ediciones que tuvo en alemán y el número de lenguas extranjeras a las que fue traducida.El particular interés con que Freud consideraba las operaciones fallidas se debía, sin duda, al hecho de que, junto con los sueños, le permitieron extender a la vida anímica normal sus descubrimientos en relación con las neurosis.Por este motivo, solía recurrir a ellas como el material más idóneo para introducir los hallazgos del psicoanálisis a estudiosos que no eran médicos. Se trataba de un material simple y a la vez inobjetable,-olvidos, deslices en la escritura, recuerdos encubridores, errores, operaciones fallidas entre otros- y concernía a fenómenos que todo individuo normal había vivenciado y que permitían a Freud demostrar la existencia de dos modalidades distintas de funcionamiento psíquico, que él llamó “proceso primario” y “proceso secundario”.