Todo el mundo es loco es un eslabón más en la tarea de elucidación de la enseñanza de J. Lacan. Habla como analizante; es su manera de abrirse camino sobre lo que no puede enseñarse y que se corresponde con el título de este curso. Este curso nos orienta en diversos planos, no solo teóricos o prácticos sino políticos, en el encuentro con la enseñanza de Lacan para poder situar lo que nuestra época llama el cognitivismo y sus significantes: la medida, la cantidad, el número. Así lo sostiene Miller: a nosotros nos toca tratar esa contingencia de lo real, solo nos queda arreglarnos con esto, es decir también con la invención y la reinvención sin ningún fatalismo. Y, por ello, a pesar del peso que tienen hoy en día la cantidad, la medida y el número, todo esto queda a la merced de la contingencia y nos toca saber explotarlo. Nos toca la interpretación contemporánea de la época y del psicoanálisis que varía en función de los efectos y de las consecuencias de la práctica del psicoanálisis sobre el psicoanálisis. Marco general para situar las declinaciones del Todo el mundo es loco, es decir, es delirante, en sus paradojas y que, como brújula, nos guía para situarnos en la ultimísima enseñanza de Lacan, y en consecuencia, para guiarnos también en nuestra ultimísima práctica. El lector encontrará en estas páginas muchas más precisiones que las que aquí someramente destacamos, y esto, como cada desafío, tiene la sorpresa y el agrado del detalle.
TODO EL MUNDO ES LOCO. MILLER JACQUES ALAIN
$799,00
Cantidad
TODO EL MUNDO ES LOCO. MILLER JACQUES ALAIN $799,00

Conocé nuestras opciones de envío

Todo el mundo es loco es un eslabón más en la tarea de elucidación de la enseñanza de J. Lacan. Habla como analizante; es su manera de abrirse camino sobre lo que no puede enseñarse y que se corresponde con el título de este curso. Este curso nos orienta en diversos planos, no solo teóricos o prácticos sino políticos, en el encuentro con la enseñanza de Lacan para poder situar lo que nuestra época llama el cognitivismo y sus significantes: la medida, la cantidad, el número. Así lo sostiene Miller: a nosotros nos toca tratar esa contingencia de lo real, solo nos queda arreglarnos con esto, es decir también con la invención y la reinvención sin ningún fatalismo. Y, por ello, a pesar del peso que tienen hoy en día la cantidad, la medida y el número, todo esto queda a la merced de la contingencia y nos toca saber explotarlo. Nos toca la interpretación contemporánea de la época y del psicoanálisis que varía en función de los efectos y de las consecuencias de la práctica del psicoanálisis sobre el psicoanálisis. Marco general para situar las declinaciones del Todo el mundo es loco, es decir, es delirante, en sus paradojas y que, como brújula, nos guía para situarnos en la ultimísima enseñanza de Lacan, y en consecuencia, para guiarnos también en nuestra ultimísima práctica. El lector encontrará en estas páginas muchas más precisiones que las que aquí someramente destacamos, y esto, como cada desafío, tiene la sorpresa y el agrado del detalle.