ARIEL EDIC BILINGÜE TRAD R BUENAVENTURA. PLATH SYLVIA
En al marco esclarecedor de un estudio previo a la obra y a su autor, y con notas criticas que refuerzan la comprension del texto, reeditamos Ariel, cumbre de la produccion de Jose Enrique Rodo. "..He querido hablar a la juventud a que pertenezco, a la juventud de America, sobre ideas cuyo interes y oportunidad me parecen indudables..." Y el pensador habla, penetrado de la profunda intuicion de que el escritor es un ministro de la verdad y de la belleza. Sue mensaje adquuiere entonces una extraordinaria actualidad, una fuerza que es la de las creaciones impeecederas. Ariel implica, en su forma y en su contenido, la leccion final del ano, el "sermon laico" que un "viejo y venerado mastro" dirige a sus espiritulidad reclama. Y dispongamonos a paladear un idioma de singular belleza. El hombre debe desarrollar la plenitud de sus potencias vitales. Para ello es necesario la educacion de la sensibilidad, de modo que cada generacion entre en el juego existencial cn su propio programa de accion. Tal el sentido ultimo de Ariel.
ARIEL EDIC BILINGÜE TRAD R BUENAVENTURA. PLATH SYLVIA
$630,00
Cantidad
ARIEL EDIC BILINGÜE TRAD R BUENAVENTURA. PLATH SYLVIA $630,00
En al marco esclarecedor de un estudio previo a la obra y a su autor, y con notas criticas que refuerzan la comprension del texto, reeditamos Ariel, cumbre de la produccion de Jose Enrique Rodo. "..He querido hablar a la juventud a que pertenezco, a la juventud de America, sobre ideas cuyo interes y oportunidad me parecen indudables..." Y el pensador habla, penetrado de la profunda intuicion de que el escritor es un ministro de la verdad y de la belleza. Sue mensaje adquuiere entonces una extraordinaria actualidad, una fuerza que es la de las creaciones impeecederas. Ariel implica, en su forma y en su contenido, la leccion final del ano, el "sermon laico" que un "viejo y venerado mastro" dirige a sus espiritulidad reclama. Y dispongamonos a paladear un idioma de singular belleza. El hombre debe desarrollar la plenitud de sus potencias vitales. Para ello es necesario la educacion de la sensibilidad, de modo que cada generacion entre en el juego existencial cn su propio programa de accion. Tal el sentido ultimo de Ariel.