ULTIMO VERANO DE KLINSOR Y ALMA DE NIÑO. HESSE HERMANN

Los últimos meses de vida del pintor Klingsor son meses llenos de deseos de vivir y de obsesión por el trabajo, a la par en que se plantea el presentimiento de la muerte, que siente próxima. Tiene sólo 42 años, pero ha tenido una vida demasiado llena y apasionada como para que pueda durar mucho más. Ésta será, así, su última estación. El placer y el tormento de la pintura, la alegría y la obsesión de la creación, la amistad sincera, un delicado nuevo amor, el encanto de la naturaleza y su alma inquieta le acompañan en sus últimos días. Alma de niño, por su parte, es el magistral análisis del comportamiento y los estados de ánimo de un muchacho que comete un insignificante hurto en su propia casa. A través de estos relatos Hesse da rienda suelta a la angustia, el amor y la muerte, los grandes asuntos de su universo literario que lo llevaron a conseguir el Premio Nobel de Literatura en 1946. Hermann Hesse Hesse Hermann Nació en 1877 en Calw, en la selva negra al suroeste de Alemania, como hijo de un teólogo y nieto de un misionero (su madre había nacido en India), que dirigían la editorial evangélica más grande de Alemania, punto de referencia para misioneros de todo el mundo. Autodidacta tras terminar apuradamente los estudios a temprana edad, en su larga vida probó una variedad de géneros que van desde el cuento y la novela hasta los poemas, los relatos de viaje, las reseñas literarias, los escritos políticos y culturales. Fue uno de los autores más prolíficos de su generación y, con decenas de millones de ejemplares vendidos en prácticamente todas las lenguas, bien puede ser considerado el autor alemán más leído de los últimos tiempos, un fenómeno que está lejos de declinar. Sus novelas más famosas son Demian, Siddhartha, El lobo estepario y la tardía El juego de los abalorios. En 1946 ganó el Premio Nobel de Literatura. Murió en 1962 en Montagnola, Suiza, donde vivió buena parte de su vida.

ULTIMO VERANO DE KLINSOR Y ALMA DE NIÑO. HESSE HERMANN
$450,00
Cantidad
ULTIMO VERANO DE KLINSOR Y ALMA DE NIÑO. HESSE HERMANN $450,00

Los últimos meses de vida del pintor Klingsor son meses llenos de deseos de vivir y de obsesión por el trabajo, a la par en que se plantea el presentimiento de la muerte, que siente próxima. Tiene sólo 42 años, pero ha tenido una vida demasiado llena y apasionada como para que pueda durar mucho más. Ésta será, así, su última estación. El placer y el tormento de la pintura, la alegría y la obsesión de la creación, la amistad sincera, un delicado nuevo amor, el encanto de la naturaleza y su alma inquieta le acompañan en sus últimos días. Alma de niño, por su parte, es el magistral análisis del comportamiento y los estados de ánimo de un muchacho que comete un insignificante hurto en su propia casa. A través de estos relatos Hesse da rienda suelta a la angustia, el amor y la muerte, los grandes asuntos de su universo literario que lo llevaron a conseguir el Premio Nobel de Literatura en 1946. Hermann Hesse Hesse Hermann Nació en 1877 en Calw, en la selva negra al suroeste de Alemania, como hijo de un teólogo y nieto de un misionero (su madre había nacido en India), que dirigían la editorial evangélica más grande de Alemania, punto de referencia para misioneros de todo el mundo. Autodidacta tras terminar apuradamente los estudios a temprana edad, en su larga vida probó una variedad de géneros que van desde el cuento y la novela hasta los poemas, los relatos de viaje, las reseñas literarias, los escritos políticos y culturales. Fue uno de los autores más prolíficos de su generación y, con decenas de millones de ejemplares vendidos en prácticamente todas las lenguas, bien puede ser considerado el autor alemán más leído de los últimos tiempos, un fenómeno que está lejos de declinar. Sus novelas más famosas son Demian, Siddhartha, El lobo estepario y la tardía El juego de los abalorios. En 1946 ganó el Premio Nobel de Literatura. Murió en 1962 en Montagnola, Suiza, donde vivió buena parte de su vida.