Afirma Sacks que «somos una especie tan lingüística como musical», y aunque el fenómeno de la música sea complejo, también es susceptible de distorsiones y «enfermedades». Pues no sólo nos eleva a grandes alturas emocionales o actúa de acicate de la memoria, sino que puede sumirnos en la presión o empujarnos a comportamientos obsesivos. El autor examina la relación con la música de gente corriente o músicos profesionales, para arrojar luz sobre ese fenómeno que tanto domina nuestras vidas y del que sabemos muy poco. A través de fenómenos como la «amusia», el hipermusical síndrome de Williams, las alucinaciones, los perjuicios de la fijación con el iPod o la música como inspiradora de terror, Sacks elabora un lúcido análisis de la identidad y de cómo la música es un factor clave para crearla, ya sea de una manera patógena o como un agente enormemente positivo para tratar el Parkinson, la demencia o el síndrome de Tourette. En este libro, en el que se asoman per personalidades como el Che Guevara o Ulysses S. Grant, Sacks revela de nuevo como un espléndido narrador, con una incomparable intuición para el detalle y una excepcional empatía hacia unos personajes que, pese a su extravagancia inicial, acaban expresando esa humanidad oculta bajo sus extraños síndromes. Y todo ello, con el humor, la erudición y la vastísima cultura científica y humanista a que nos tiene acostumbrados.

MUSICOFILIA RELATOS DE MUSICA Y EL CEREBRO - SACKS OLIVER

$1.215,00
MUSICOFILIA RELATOS DE MUSICA Y EL CEREBRO - SACKS OLIVER $1.215,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • El Espejo Libros ESTIMADO CLIENTE SI ADOPTA ESTA MODALIDAD SE ENTREGARÁ AL FINAL DE LA CUARENTENA Deán Funes 163, Pso Sta Catalina Loc 4 y 5. Atención Lun a Vier 10 a 18hs Sáb 9.30 a 13.30hs

    Gratis
Afirma Sacks que «somos una especie tan lingüística como musical», y aunque el fenómeno de la música sea complejo, también es susceptible de distorsiones y «enfermedades». Pues no sólo nos eleva a grandes alturas emocionales o actúa de acicate de la memoria, sino que puede sumirnos en la presión o empujarnos a comportamientos obsesivos. El autor examina la relación con la música de gente corriente o músicos profesionales, para arrojar luz sobre ese fenómeno que tanto domina nuestras vidas y del que sabemos muy poco. A través de fenómenos como la «amusia», el hipermusical síndrome de Williams, las alucinaciones, los perjuicios de la fijación con el iPod o la música como inspiradora de terror, Sacks elabora un lúcido análisis de la identidad y de cómo la música es un factor clave para crearla, ya sea de una manera patógena o como un agente enormemente positivo para tratar el Parkinson, la demencia o el síndrome de Tourette. En este libro, en el que se asoman per personalidades como el Che Guevara o Ulysses S. Grant, Sacks revela de nuevo como un espléndido narrador, con una incomparable intuición para el detalle y una excepcional empatía hacia unos personajes que, pese a su extravagancia inicial, acaban expresando esa humanidad oculta bajo sus extraños síndromes. Y todo ello, con el humor, la erudición y la vastísima cultura científica y humanista a que nos tiene acostumbrados.